Columnas en HispanicLA

El odio, poderosa arma política

En esta campaña más que en otras, con patrañas, mentiras o estupideces, se echó la culpa de la crisis a quienes menos pueden responder y que de hecho son sus mayores víctimas: los pobres.